lunes, 28 de septiembre de 2009

La otra salida...


La otra salida suele pasar desapercibida.
Está ahí, a la vera de nuestro andar cotidiano, pero solemos ignorarla, para seguir recorriendo nuestro habitual y predecible camino.
La otra salida, es sencilla, mucho más cercana de lo que imaginamos. Sólo requiere que nos detengamos, que la observemos sin prejuicios preestablecidos.
La otra salida no parece conducir a ninguna parte,
así piensan los que se sienten seguros, los que consideran que su existencia está perfectamente prevista y moldeada. Para ellos la "otra salida" no tiene nada para ofrecerles.
La otra salida, la de la puerta estrecha, modesta. Son pocos aquellos que traspasan su umbral. Estos pocos, agraciados, saben que el ámbito hacia donde ella conduce es altamente riesgoso. El riesgo consiste en que sea concedido un deseo. El deseo más querido, el más añorado, el más sufrido...
Casi nadie sabe cuál es el suyo,
por eso es preferible eludirla y seguir con las pautas predeterminadas.

12 comentarios:

  1. Me gusta mucho eso de que la otra salida es sencilla y sin embargo ardua de cruzar.

    Nuestras verdades más íntimas son de una simpleza que a veces apabulla. Para nada rebuscadas, Delivery, y sin embargo tan difíciles de atravesar con el cuerpo y la mente.

    Como el desierto, no? Simple de abarcar con la mirada, y tan complejo para el alma.

    Muy bueno el post.
    Seguimos atravesando.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Vero!; estamos en eso. Atravesando...!

    Besitos!
    R.P.

    ResponderEliminar
  3. Será que casi siempre nos suele parecer que lo más difícil ha de ser lo más acertado y mejorcito... sólo por el hecho de ser más difícil... y así nos complicamos y a veces incluso quedamos encerrados sin atrevernos a escoger ese camino...

    ¿?

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Salida, también puede ser, para los que necesitan escapar de su agobio.
    Los que se atreven a pegar el salto, tal vez quieran una entrada grande.
    También entrada, por que no está lejos, sino dentro...

    Perdón por la rebelión.

    Abrazo.

    Tavo.

    ResponderEliminar
  5. No hay nada que produzca más miedo que acercarse al verdadero deseo.

    ResponderEliminar
  6. ALERTA!

    La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

    Para MAS informacion pinche:

    http://expoauto.blogspot.com/

    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Claro, es mas cómodo quedarse en lo de siempre, pensando que no hay salida, justificando un montón de cosas.
    A veces da miedo , también.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho el texto de hoy. Creo que es importante plantearse este tipo de cosas. También creo que ese "riesgo" es algo que creamos en nuestra mente, una especie de construcción, que en realidad no está ahí. La otra salida es dejarnos llevar por nuestras sensaciones y sentimientos, en vez de lo "preestablecido" o esa "comodidad" ridícula que quizás ni siquiera nos genera una plena felicidad. Las cosas más simples y escenciales terminan siendo las más complicadas, por la forma en que vivimos. Es casi caótico.

    Después de todo tu eres la única muralla,
    si no te saltas nunca darás un solo paso.


    Más claro que eso no lo puedo poner.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. buen post! es para pararse y pensar un rato.
    creo que nosotros las personas lo complicamos todo.
    un saludo

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestros mensajes. La "otra salida" tal vez sea la más cercana, epro, por eso mismo, la más difícil de entrever...

    ResponderEliminar
  11. la otra salida es la de aprender a reconocer errores y enmendar.

    Beso!

    ResponderEliminar
  12. ...qué buen post! q cierto es que hace bien darse cuenta de esto para hacernos responsables no?
    una certeza que hace poco comprendí es que...: Envejecer es obligatorio y crecer es opcional !...
    se que no todo es "voluntad" ...pero si , como decís...elegir , tomar la decisión del camino difícil...a veces...

    un abrazo

    Mariní

    ResponderEliminar